Skip to content

5 Posturas de Yoga para Embarazadas

junio 11, 2018
estiramiento lateral sentada

5 Posturas de Yoga para Embarazadas que toda Mujer debería saber

Cuando estás embarazada, hay partes de tu cuerpo que duelen y ni siquiera sabías que existían. Dolores extraños surgen de la nada y el crecimiento de la pansita puede hacer que encontrar posiciones cómodas sea casi imposible. Estas poses de yoga para embarazadas te resultaran muy buenas

una pequeña anecdota de Cathy Louise Broda que sin duda sintió dolores de embarazo, especialmente la segunda vez cuando tenía gemelos. Broda ha estado haciendo yoga durante 23 años y ha perfeccionado su práctica específicamente para mujeres embarazadas. En Purple Yoga Hawaii , en su estudio en Honolulu, Broda encontró cinco posiciones que son especialmente útiles para aliviar los dolores del embarazo y para estirar el cuerpo y dejar espacio para el bebé en crecimiento.  Muchas de estas posiciones son métodos excelentes y confiables para sobrellevar el dolor y las molestias durante el trabajo de parto.

Broda recomienda comenzar sentado y haciendo tres rollos de cabeza a la derecha y luego a la izquierda. Es posible que sienta la tentación de apresurarse en esta parte, pero no lo haga: algunas cosas se sienten tan bien y alivian tanta tensión durante el embarazo como un movimiento de cabeza lento y profundo.

Ya te sientes mejor, ¿verdad? Ahora, intenta estas 5 posiciones:

1. Pose de ángulo lateral extendido:
nos sentimos especialmente lentos durante el embarazo, pero eso no significa que no puedas encontrar reservas de energía para aprovechar. Pruebe la posición del ángulo lateral extendido cuando esté arrastrando. Requiere piernas fuertes y funciona para abrir las caderas, un estiramiento muy necesario si estás sentado en un escritorio todo el día. “Extender la parte superior del brazo por encima de la cabeza en un ángulo funciona todo el cuerpo lateral desde las puntas de los dedos a la pierna extendida hacia atrás”, señala Broda. Si lo intenta, puede descubrir que tiene más energía de la que cree.

yoga para embarazadas

Recuerde mantener un codo doblado sobre la rodilla doblada durante el embarazo.
2. Postura del triángulo:

Si bien el embarazo es un momento de celebración, también es un momento muy ansioso y es posible que tengas demasiada tensión. Pruebe una pose de triángulo modificado para recuperar su sentido del equilibrio. Esta buena postura versátil trabaja las piernas, estira el cuerpo lateral, energiza las caderas y abre los hombros, que  han empezado a ceder un poco bajo la presión.

postura del triangulo

Modifique esta postura durante el embarazo para asegurarse de que su postura no sea demasiado amplia.

3. Estiramiento lateral sentado:
Alrededor de la semana 30, puedes mirar hacia abajo con terror mientras intentas descubrir dónde se supone que irán 10 semanas más de crecimiento. El estiramiento del lado sentado abrirá su cintura y pelvis laterales y estirará las caderas. “A medida que nuestros estómagos crecen”, nos recuerda Broda, “es importante encontrar el mayor espacio posible en el torso”.

estiramiento lateral sentada

4. Poses de gato / vaca:
¿Los dolores de espalda ya se están saliendo de control? La mayoría de las mujeres soportarán dolores de espalda en algún momento de su embarazo, pero balancearse suavemente entre las poses de gato y vaca funcionará para calentar la columna vertebral y estirar el cuerpo. También ayudan a alejar el peso del bebé de la columna vertebral, lo que le proporciona un alivio muy necesario. Sin duda este ejercicio le vendrá muy bien durante su etapa del embarazo.

pose de gato vaca

5. La postura del niño:

si alguna vez has tomado una clase de yoga, es probable que te guste la postura del niño porque significa un breve descanso de todo el trabajo duro. Sin embargo, cuando estás embarazada, tu día normal puede comenzar a parecer un trabajo arduo y es importante tomarse un tiempo para descansar y reagruparse. Cuando está en la pose de niño, sin duda se recomienda concentrarse en relajar la cara y respirar profundamente  ¡dos lecciones importantes para recordar entre contracciones!

yoga para embarazadas

A medida que crezca tu barriga, mantén los dedos gordos juntos y separa las rodillas para crear espacio. Del mismo modo, si es más cómodo sentarse bien alto, en lugar de llevar el trasero a los tobillos, adelante. Solo recuerda descansar tu frente y respira profundamente en tu espalda.