Skip to content

Aumentar tu Fuerza de Voluntad con Yoga

junio 14, 2018
aumentar fuerza de voluntad

Aumentar Fuerza de Voluntad con Yoga

 

Practicar yoga mejora nuestro autocontrol, nuestra fuerza de voluntad y nuestra capacidad de superar cualquier mal hábito. El yoga mejora la autodisciplina: practicar con precisión y control de cómo colocamos nuestro cuerpo en la colchoneta, a su vez mejora la mente, nuestro pensamiento, nuestra perspectiva, nuestra actitud y estudios demuestran que ser amable con nosotros mismos y con los demás también mejora nuestra ¡fuerza de voluntad! Aprender ejercicios de respiración mejora nuestra concentración para que estemos más centrados, más presentes y más enfocados. Estar “en el presente” -aunque a menudo es un reto hacerlo- y tomarse unos momentos antes del inicio de nuestra práctica o entrenamiento o incluso en el terreno de juego para un partido de fútbol, ​​nos ayudará a tener más éxito en lo que sea que nos propongamos hacer. 

aumentar fuerza de voluntad

Aprender sobre nosotros mismos, conocernos y saber cuáles son nuestros hábitos sean buenos o malos, es al menos el primer pequeño paso para cambiar, ya sea para mejorar nuestra fuerza de voluntad para comenzar y mantener nuestra práctica de yoga o para superar esos impulsos de cuando no queremos subirnos a la colchoneta ¿Qué está pasando realmente cuando tenemos buenas intenciones de ir a yoga o ir al gimnasio, y después de unas semanas, nos perdemos una clase porque hace demasiado frío afuera o salimos a cenar? Entonces nos convertimos en alguien que dice: “Sí, sí, hago yoga, ¡aunque hace un par de semanas que no lo hago porque estoy tan ocupado!” lo que se traduce en: era más cálido permanecer dentro o la cena era más satisfactoria para mi estómago que una carga de abdominales. 

Muchas investigaciones muestran que el componente clave para el éxito es la fuerza de voluntad y a veces puede parecerles a los demás que las personas exitosas hacen cosas con poco autocontrol o sin fuerza de voluntad, pero de hecho lo que hacen se ha vuelto tan automático para ellos que es de hecho, ahora un buen hábito. Entonces, para nosotros que entrenamos o practicamos regularmente, se vuelve automático, como cepillarnos los dientes o desayunar todos los días, se hace parte nuestras vidas. En 1992, un estudio escocés en un hospital ortopédico mostró que los pacientes que se recuperaban de una cirugía de reemplazo de cadera o rodilla se recuperaban más rápido si anotaban sus metas para el día, algo tan simple como anotar “caminar hasta la cima a las 15:30 para conocer a la persona indicada ‘detallando cada obstáculo en el camino y cómo lo superarían. Entonces comenzando una práctica de yoga y realmente manteniéndola, el primer paso sería anotarlo en su diario. Anticipe los posibles obstáculos que pueden impedirle llegar a clase y averigüe cómo superarlos por adelantado.

Los hábitos se forman debido a las recompensas, positivas o negativas, que se nos dan. Una vez que comenzamos a ver y sentir los resultados de nuestra práctica o entrenamiento, el hábito se volverá más arraigado. Fumar es un mal hábito que, algunos consideran, da una recompensa a corto plazo (junto con un resultado negativo definitivo a largo plazo). El ejercicio nos da recompensas a corto plazo, el sentimiento inmediato que obtienes de tu entrenamiento en el gimnasio o tu práctica en la colchoneta, así como recompensas a largo plazo, el cambio para mejorar nuestra forma corporal, los beneficios para la salud, la claridad mental y un amor más profundo y cuidado de nosotros mismos. En los años 30, cuando las personas no se cepillaban los dientes, Pepsodent inventó la primera pasta de dientes, con poco éxito. Cuando se sugirió agregar un poco de “chisporroteo” en la pasta de dientes para que las encías hormigueen y la boca tenga una sensación súper limpia; se formó un hábito. El hormigueo, la recompensa, en realidad no tenía nada que ver con la limpieza de los dientes, pero daba ese pequeño zumbido de limpieza y todo el mundo lo amaba. Así que sube a la colchoneta para sentir ese cosquilleo y permitir que el yoga mejore tu autocontrol y tu fuerza de voluntad.