Skip to content

Beneficios del yoga para mujeres embarazadas

junio 16, 2018
Beneficios del yoga para mujeres embarazadas

El yoga no solo puede ayudar a mantenerse en forma durante el embarazo, sino también estimular la mente y el cuerpo, lo que le ayuda a mantener su embarazo libre de problemas. Como una práctica antigua de la India, que remonta sus raíces hace casi 5000 años, el yoga es un medio probado y verdadero para lidiar con su bienestar general, tanto mental como corporal.

Cada postura de yoga, o asana, está ligada a las técnicas de respiración, o pranayamas, y se centra en partes específicas del cuerpo para garantizar un esfuerzo corporal completo. Específicamente para mujeres embarazadas, las asanas de yoga ayudan a abrir los músculos de la pelvis, lo que reduce la presión sobre los ligamentos y alivia el dolor de la parte baja de la espalda. Además, promueve la flexibilidad, la fuerza y ​​la resistencia, ya que enfoca todo el cuerpo en la relajación. Ninguna actividad es mejor para centrar la mente y aliviar el estrés, mientras tonifica suavemente el cuerpo. La madre no solo se beneficia con el yoga, sino que también el bebe lo hace al recibir mayores niveles de oxígeno y endorfinas.

Uno de los beneficios más comunes del yoga para las mujeres embarazadas es ayudar a mantenerse en forma durante todo el embarazo. Independientemente de su nivel de condición física o nivel de habilidad, el yoga es una forma suave, pero altamente efectiva de tonificar los músculos durante todo el embarazo. Además, muchos instructores de yoga están capacitados y certificados en yoga para mujeres prenatales y pueden ayudar a personalizar su entrenamiento de yoga para garantizar el mayor nivel de entrenamiento posible y seguro. El yoga puede ayudar a enfocarse en áreas problemáticas específicas para las mujeres embarazadas durante el embarazo, como ayudar a fortalecer los músculos del abdomen y el piso pélvico.

Beneficios del yoga para mujeres embarazadas

Otro de los beneficios del yoga para las mujeres embarazadas es que puede ayudar a estimular la circulación y ayudar con la retención de líquidos. Esto es extremadamente importante ya que está haciendo el trabajo para dos personas durante el embarazo. Además, las asanas ayudan a aliviar dolores. Al trabajar con su instructor, puede adaptar su entrenamiento para enfocarse en áreas específicas de dolor y malestar. Como muchas asanas se centran en la alineación correcta del cuerpo, el yoga ayudará a mejorar la postura, ayudando a aliviar el dolor de espalda.

A través de la conciencia, usted puede comprender mejor lo que le sucede a su cuerpo durante el embarazo. Algunos aspectos del embarazo, como el aumento de peso, las náuseas del embarazo y la disminución de la sexualidad, pueden provocar sentimientos de depresión y baja autoestima. El yoga puede ayudar a lidiar con estos sentimientos permitiéndote reenfocar y equilibrar tu energía, ayudando a cambiar a una mentalidad positiva.

Medida de seguridad al comenzar a practicar yoga

Recuerde siempre consultar con su médico si no está seguro de un nivel seguro de esfuerzo físico durante el embarazo. Cuando busque la clase adecuada, asegúrese de tener en cuenta tanto el estilo de yoga como el del instructor. Ciertos estilos de yoga son mejores para las mujeres embarazadas, como Ananda, Hatha, Kundalini e Iyengar, son mejores para las mujeres embarazadas ya que están más enfocadas en la correcta alineación del cuerpo y la respiración que en un entrenamiento de alta intensidad como Power o Bikram. Si no está familiarizado con el yoga o con un estilo específico de yoga que tomará, asegúrese de tomar una clase supervisada, al menos inicialmente. Los buenos instructores podrán ayudarlo a personalizar su entrenamiento para satisfacer sus necesidades únicas. Además, asegúrese de que su instructor esté certificado en yoga prenatal a través de un instituto de yoga acreditado.