Skip to content

Pose de los 8 triángulos

diciembre 2, 2018
pose de los 8 triángulos

Pose de los 8 triángulos

La pose de los 8 triángulos es la primera postura que se aprende cuando se es un principiante en el yoga, ya que no requiere de mucha técnica y es muy fácil de realizar, además de esto ayudara a a que los practicantes mejoren sus condiciones para que puedan realizar posturas mas difíciles

Algunos beneficios de la pose de los 8 triángulos:

  • Realizar esta asana nos ayuda a fortalecer; los músculos de las piernas, la rodillas, los tobillos, el pecho y los brazos, además da una buena tonificación.
  • Además ayuda a abrir la cadera y estirarla, de igual forma con los tendones de la pierna, pantorrillas, hombros, pecho y la columna.
  • En el plano físico ayuda a los practicante a prevenir la depresión, el estrés y la ansiedad, mejorando así la calidad de vida de los practicante y dándole un mejor futuro en cuando a la salud.
  • Ayuda a mejorar la digestión, gracias a esto alivia la gastritis y los problemas estomacales.

Algunas contradicciones de la pose de los 8 triángulos:

  • Se debe evitar hacer esta postura; si se tiene alguna lesión en las rodillas, en las piernas, tobillos o los brazos ya que podría empeorar la lesión.
  • Cuando se tiene dolor de cabeza es mejor esperar al siguiente día para hacer esta asana; de igual forma si se sufre de migraña.
  • Personas que sufran de hipertensión pueden realizar esta asana pero con la supervisión de un instructor.
  • La mujeres que están en estado de embarazo deben evitar hacer esta asana.

pose de los 8 triángulos

¿Como se realiza?

  • Lo primero que debemos hacer es colocarnos sobre; nuestros pies, después de esto giramos nuestro pie derecho un poco a la derecha, y el pie izquierda hacia la derecha.
  • El talón debe estar alineado a con en centro del arco del pie izquierdo.
  • Ahora inclinamos nuestra mano derecha; hacia nuestro tobillo manteniendo la tensión en todo nuestro cuerpo, y repetimos esta posición pero ahora con la mano izquierda.

Es una postura muy fácil de realizar, pero se requiere constancia ya que la debemos hacer todos los días.