Skip to content

Yoga y depresión

junio 29, 2018
yoga y depresión

Yoga y depresión

No tenemos muchos estudios científicos que evalúen el efecto del yoga y depresión , pero la evidencia que tenemos sugiere que puede ayudar. La última palabra sobre esto proviene de un pequeño estudio en la Médica Universitaria que muestra las clases de yoga dos veces por semana y la práctica domiciliaria condujecen a una reducción significativa de los síntomas en las personas con trastorno depresivo mayor.

Los investigadores asignaron al azar a 30 pacientes divididos en dos grupos de yoga. Aquellos en el grupo de “dosis alta” completaron clases de yoga Iyengar de 90 minutos tres veces a la semana, mientras que aquellos en el grupo de “dosis baja” tomaron dos clases de 90 minutos por semana. Ambos grupos recibieron instrucciones de practicar yoga en casa. El yoga Iyengar enfatiza el detalle; la precisión y la alineación en la realización de la postura y el control de la respiración. El estudio duró 12 semanas.

Los participantes no estaban tomando medicamentos antidepresivos; o habían recibido una dosis estable de antidepresivos durante al menos tres meses, seguían teniendo síntomas. Tenían una edad comprendida entre 18 y 64 años; con una edad media de 38,4 en el grupo de dosis alta y 34,7 en el grupo de dosis baja. Los investigadores informaron que el cumplimiento de las clases semanales era alto (lo que significa que asistieron a las sesiones según las instrucciones) y que los participantes también practicaron yoga en casa entre clases.

Conclusión

Concluyeron que las clases de yoga dos veces por semana y la práctica en casa podrían ser todo lo que se necesita; para obtener los beneficios observados en este estudio. Dijeron que sus hallazgos proporcionan apoyo preliminar para clases de yoga y respiración profunda como una alternativa a; los antidepresivos o como una terapia complementaria a estos medicamentos.

Investigaciones anteriores han sugerido que el yoga puede tener efectos positivos para las personas con depresión leve. En 2013, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke; publicaron una reseña de la influencia del yoga en la depresión y en otros trastornos psiquiátricos importantes. El equipo determinó que solo cuatro ensayos controlados aleatoriamente centrados; en la depresión cumplían los criterios estrictos establecidos para la inclusión en la revisión. Después de analizar los 4 estudios y sus resultados, los investigadores concluyeron que el yoga tiene un “beneficio razonable” para tratar la depresión leve.

yoga y depresión

Incluso antes, el equipo de la Universidad de Boston comparó; los efectos sobre la depresión de sesiones de yoga de tres horas por semana; con caminar durante una hora tres veces por semana. Antes del estudio, los participantes fueron evaluados para determinar los niveles de ácido gamma-aminobutírico; un neurotransmisor relacionado con la depresión y los trastornos de ansiedad. Después de la última sesión de estudio, los niveles de ácido gamma-aminobutírico de los participantes se midieron nuevamente. Los resultados mostraron que estos niveles habían aumentado, lo que indica que la depresión había disminuido y que los niveles de ansiedad habían disminuido entre los participantes en el grupo de yoga. Los investigadores informaron que, en comparación con aquellos en el grupo de caminar, el estado de ánimo de los participantes de yoga había mejorado más y sus niveles de ansiedad habían disminuido aún más.